BASILISCO

El primer basilisco del que hay constancia fue criado por Herpo el Loco, un mago tenebroso de Grecia que hablaba pársel. Después de muchos experimentos, Herpo descubrió que de un huevo de gallina incubado por un sapo salía una serpiente gigantesca dotada de poderes extraordinariamente peligrosos. El basilisco es una serpiente verde brillante que puede alcanzar más de quince metros de largo. El macho luce una pluma escarlata sobre la cabeza. Tiene colmillos excepcionalmente venenosos, pero su arma más mortífera es la mirada. Cualquiera que mire directamente a sus grandes ojos amarillos morirá al instante. Si la cantidad de comida es suficiente (el basilisco se alimenta de todos los mamíferos y pájaros y de la mayoría de los reptiles), puede llegar a vivir muchísimos años. Se cree que el basilisco de Herpo el Loco vivió cerca de novecientos años. La cría de basiliscos es ilegal desde la Edad Media, aunque la práctica se puede ocultar fácilmente sacando el huevo que estaba debajo el sapo cuando aparecen los empleados del Departamento de Regulación y Control de las Criaturas Mágicas. Sin embargo, puesto que nadie puede controlarlos excepto los hablantes de pársel, los basiliscos resultan tan peligrosos para los magos tenebrosos como para cualquier otro. No se han visto basiliscos en Gran Bretaña desde hace cuatro siglos. El canto del gallo puede ser mortal para el basilisco,y el Basilisco es mortal para la arañas.En Harry Potter y la cámara secreta los gallos del jardín de hagrid fueron degollados por Ginny Weasley que estaba sumida en un trance provocado por Tom Riddle , que la obligo a cuidar del Basilisco,a la vez que las arañas huían hacia el bosque pues el Basilisco rondaba por el colegio.Si una persona mira a los ojos del basilisco a través de algo (reflejo de agua, un espejo, un fantasma, una cámara de fotos…) no muere, si no que queda petrificada. Harry lucha en La Cámara de los Secre contra un basilisco, y lo mata clavándole la espada de Godric Gryffindor por la boca. Fawkes ciega antes al basilisco, y luego cura con sus lágrimas el veneno que ha penetrado en Harry. Durante la Batalla de Hogwarts, Ron y Hermione entran a la Cámara de los Secretos para conseguir colmillos de basilisco y destruir los Horrocruxes con su veneno.

Nace de un huevo de gallina incubado por un sapo. Llegan a vivir 900 años Animal mitológico.

Dato Interesante: Como la mayoría ya debemos saber, el veneno de basilisco es una de las pocas cosas que destruye un Horrocrux y Harry era uno de los Horrocrux de Voldemort (Tom Sorvolo Ryddle), en “Harry Potter y la cámara de los secretos” el basilisco mordió a Harry por lo tanto Harry ya no es un Horrocrux y no haría falta que Voldemort lo matara en “Harry Potter y las reliquias de la muerte”, a menos que las lagrimas del Fénix puedan re-acomodar a un Horrocrux.

DEMENTORES

Son seres putrefactos, cubiertos por una capa y de gran estatura. Su cara está oculta por una capucha, y su mano es gris, viscosa y con pústulas. Los dementores no tienen alma. Hasta 1998, los dementores son los carceleros de Azkaban, que absorben la esperanza y los sentimientos positivos. En el pasado, estaban aliados con los magos tenebrosos. En teoría, un dementor sólo puede desplazarse a otro lugar que no sea la prisión de Azkaban con una orden del Ministerio de Magia. Los muggles no pueden ver los dementores, pero sí pueden sentirlos. En casos extremos, con permiso del Ministerio de Magia, el dementor puede dar el beso de la muerte, que aspira completamente toda el alma de la persona, dejándola como un caracol vacío. Para ahuyentar a un dementor se usa el encantamiento Patronus. Los dementores pueden volar. Congelan con su presencia allá a donde van. En 1996, los dementores se rebelan contra el Ministerio de Magia, y se dice que se reproducen. Son mortales y pueden vivir en climas tropicales. No se puede destruir un dementor, pero sí limitar su número erradicando las condiciones con las que se multiplican, como la desesperación y degradación. Los Mortífagos utilizan dementores durante la Batalla de Hogwarts para obligar a Harry a invocar su Patronus y así encontrarle. Sin embargo, Seamus Finnigan, Cho Chang, y Luna Lovegood lo ayudan a evitarlos. Desde que Kingsley Shacklebolt se convierte en Ministro de Magia, los dementores no vuelven a usarse en Azkaban.

Existen dudas acerca de si los dementores nacen o se hacen. En una versión no definitiva de Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, aparecía una frase que podría explicarlo: “Si pueden, se alimentan de alguien tanto que lo reducen a algo como ellos mismos… desalmado y perverso”. La frase fue retirada para la edición final, pero podría significar que los dementores fueron humanos transformados por otros dementores. Aun así, esta información no puede considerarse como fiable ya que J.K. Rowling no la incluyó en la versión final. La frase la conocimos gracias a que el poseedor de una de estas ediciones de prueba comentó algunos de los cambios cuando vendió su ejemplar por eBay.[cita requerida]
Criatura fantástica creada por J.K. Rowling

ELFO DOMESTICO

Criatura ficticia, es una clase de elfo cuyo trabajo es hacer toda clase de labores domésticas. Los elfos domésticos suelen ser explotados por parte de algunas familias mágicas, como por ejemplo, la familia Malfoy. Otras características de estas criaturas es que obedecen todo lo que les diga su amo, y la única manera de dejarlo en libertad es obsequiándole alguna prenda de vestir. Cada vez que hagan o digan algo que está en contra de sus amos deberán autocastigarse fuertemente.

Dobby, Winky, Kreacher y Hokey son algunos elfos domésticos mencionados en los libros. En las cocinas de Hogwarts, también trabaja un personal bastante completo de elfos domésticos, los cuales disfrutan de su trabajo y de la generosidad de Dumbledore

Un caso muy diferente es el de Dobby. Él es libre (a partir del libro Harry Potter y la cámara secreta), pero prefiere trabajar con un poco de sueldo.

Las condiciones de esclavitud en la que están los elfos son la base para que Hermíone, en el cuarto título de la saga, funde la P.E.D.D.O.; la cuál recibió graves custionamientos de parte de Winky.

Los elfos domésticos son distintos de los magos: tienen su propia magia y la capacidad de aparecer y desaparecer en el castillo de Hogwarts o cualquier otro lugar. Esta cualidad les es necesaria para realizar su trabajo sin ser vistos, como es tradicional. Un elfo doméstico puede ir a parar a Azkaban, como es el caso de Hokey (libro Harry Potter y el misterio del Príncipe).

Winky es una elfina doméstica que sirvió a los Crouch hasta su liberación. Tiene enormes ojos castaños y una nariz grande como un tomate. Ella también trabaja en Hogwarts, pero por la depresión de haber sido liberada se pasa el tiempo bebiendo cerveza de mantequilla. Durante años, Winky cuidó de Barty Crouch Junior, que residía en secreto en la casa de sus padres bajo la maldición Imperius. El Señor Crouch le despidió cuando fue encontrada con la varita de Harry en la Copa Mundial de Quidditch, y por haber conjurado la Marca Tenebrosa. Tanto la madre como la abuela de Winky trabajaron para la familia Crouch.

Winky consiguió un trabajo en Hogwarts a través de su primo Dobby, pero su adicción a la cerveza de mantequilla le ha causado problemas. Sin embargo, actualmente bebe menos que antes. Winky fue una de los elfos domésticos que participó en la batalla final de Hogwarts. En esta última, participaron todos los elfos domésticos de las cocinas.

HIPOGRIFO

Un hipogrifo es un animal fantástico híbrido, cuya mitad delantera es un ave con cabeza, plumas, alas y garras y la mitad trasera, un mamífero con pezuñas y una cola que recuerda a la de los caballos.

Su representación varía a lo largo de la historia, siendo en otros casos más exactamente identificado como medio águila o grifo en su parte delantera y como caballo en la trasera.

Su figura puede remitirse al bestiario fabuloso persa, concretamente a su ave mítica Simurg. Su origen es evocado por el poeta latino Virgilio en sus Bucólicas y es representado en la antigüedad, durante los merovingios y en la escultura románica.

En Harry Potter y el Prisionero de Azkaban se describe al Hipogrifo como una criatura con el cuerpo, las patas traseras y la cola de caballo, pero las patas delanteras, las alas y una gigante cabeza de aguila, pico de color de acero y ojos de un naranja brillante. Para montar un hipogrifo tienes que inclinarte, si el te devuelve la reverencia, puedes acercarte y acariciarlo.

 

Anuncios